viernes, 31 de diciembre de 2010

el jardin
PROYECTO EDUCATIVO

Todo ser proviene de una historia aún previa a su concepción. Para nosotros como institución educativa es muy importante considerar las particularidades de cada familia y cada alumno en función de aporte y enriquecimiento del trabajo grupal. Nuestro fin primordial es desarrollar al máximo las potencialidades de los alumnos, proponiéndonos para este fin los siguientes objetivos:
Planificar la tarea educativa priorizando las necesidades lúdicas, promoviendo el diálogo y la resolución de los problemas brindando un clima de afecto y confianza, logrando en los niños la seguridad en sus propias capacidades cognitivas, motrices, afectivas sociales y expresivas en la relación con los otros y con el conocimiento.
Es muy importante para nosotros integrar a las familias propiciando una comunicación continua y un diálogo constructivo basado en el respeto mutuo y con el fin de aunar criterios.Desarrollar los valores que refiere la solidaridad, el cuidado de sí mismo y de otros. ste objetivo se lleva a cabo a través de nuestro proyecto solidario, manteniendo un intercambio fluido y permanente con las comunidades aborígenes cercanas a Tartagal (Salta), Wichí, Tobas y Chorotes.Aprender a conocer, pensar y cuidar el medio donde vivimos, conviviendo en el mismo con amor y respeto. Nuestro jardín tiene una orientación ecológica, privilegiando el contacto directo con la naturaleza, ofreciéndoles a los murrungatos un espacio propicio para la actividad, contamos con un gran parque arbolado, una huerta y varios árboles frutales. Lleva a cabo la tarea una profesora especializada en el área que trabaja con los diferentes grupos de niños. En este espacio y a través del juego y la interacción con sus pares logran satisfacer su curiosidad frente al medio y de esa manera conocerlo, respetarlo y cuidarlo desde muy temprana edad.
Brindar a todos los niños las mismas posibilidades, teniendo como base las características de ellos y resaltando las individualidades. Somos un jardín integrador, es decir integramos niños con necesidades especiales, trabajando en forma conjunta con la familia y el equipo terapéutico que los asisten manteniendo una comunicación e intercambio permanente, bajo el compromiso de todas las partes. Las experiencias vividas a lo largo de estos años han sido altamente satisfactorias y gratificantes para toda la comunidad educativa.

Les proporcionamos a los murrungatos un espacio propio en el que pueden crear, imaginar, opinar, probar, equivocarse y volver a intentar.


Disfrutar de ser niños cuyo mundo esta repleto de miedos, risas, mocos y caprichos, cordones desatados y caricias.


Permitiéndonos a nosotros como adultos a traves de los afectos, contención, límites, acompañarlos e incentivarlos a expresar libremente sus sentimientos, ayudando a resolver conflictos en forma autónoma y desarrollar su autoestima...